¿Quieres estrenar casa pronto? Estos 4 tips te ayudarán a elegir la mejor opción.

1. Define tu presupuesto.

Los expertos afirman que lo que destines a la renta de una casa no puede ser mayor al 30 % de tu salario mensual, el resto debe estar repartido entre otras cosas como: despensa, ahorro, emergencias o imprevistos y recreo, en ese orden. Si deseas comprar en lugar de alquilar, deberás seguir la misma regla respecto a los pagos mensuales de dicha compra. Una vez que tienes claro tu presupuesto, es momento de aventurarte en la búsqueda del lugar perfecto para ti y tu familia.

 

2. Evita las zonas de moda.

Es importante que estés consciente de que las ventas y rentas en las zonas más exclusivas en tu ciudad, siempre serán más elevadas debido a la demanda y al estatus. Lo mejor será priorizar tu economía y buscar zonas aledañas en donde los costos estén dentro de tus parámetros. Si por el contrario cuentas con el recurso suficiente para adquirir la vivienda que desees en la zona de tu preferencia entonces puedes saltarte este punto sin problema.

 

3. Infórmate previamente.

Si encuentras una oferta perfecta, asegúrate bien de que sea verídica. En el campo de los bienes raíces se pueden suscitar muchos fraudes; para evitarlos, trata siempre de buscar en sitios seguros y oficiales que tengan una reputación reconocida, así lograrás ahorrarte los disgustos y decepciones.

 

4. Conoce los alrededores.

Imagina encontrar una vivienda que parezca perfecta, que tenga todo lo que siempre deseaste y a costo muy bajo, el problema es que todo está alejado de allí. Al final de todo no sería tan perfecta ya que implicaría un gasto extra en gasolina o transporte. Revisa bien la ubicación y asegúrate de que cuente con los servicios básicos que necesitas.


Ahora que ya conoces estos sencillos tips, aplícalos y emprende el viaje en busca tu próximo hogar. No olvides revisar detalladamente las instalaciones y el contrato de vivienda, conoce tus derechos como usuario y evita inconvenientes en el futuro. ¡Casas Planet es la mejor opción!

 

4 maneras muy fáciles de ahorrar en casa.

El ahorro no significa solamente guardar dinero, existen muchas formas de ahorrar que son muy sencillas y aunque tal vez no se noten mucho, seguro harán una diferencia significativa. Estos son algunos tips que te permitirán reducir el consumo innecesario en casa.

 

1. Ten un cochinito de alcancía de en tu sala.

Puede ser un cochinito o lo que tú prefieras. Colócalo en tu sala, incluso puede ser el centro de mesa. Organízate con todos los miembros de tu familia y añadan dinero a la alcancía cada que alguien tenga algún cambio de sobra o cuando vean monedas olvidadas por algún rincón de la casa. También pueden dictar como sanción añadir dinero al cochinito cuando alguien rompa alguna norma del hogar. ¡Será divertido y muy ahorrador!

 

2. Aprende a coser.

Solo se necesita hilo, aguja y algunas puntadas para reparar esos daños sencillos en tu ropa y la de tu familia. Esto ayudará a prolongar su tiempo de uso evitando que debas comprar más prendas y de paso te ahorrará las visitas al costurero.

 

3. Prepara la comida en casa. 

Prepara tu almuerzo desde casa y llévalo al trabajo, algo muy práctico es organizar un plan de comidas para la semana con tus recetas favoritas y así evitar comprar en la calle. Lo mismo para los almuerzos escolares y los planes de fin de semana; cambia el restaurante por reuniones en casa con tus amigos y seguro notarás la diferencia.

 

4. Tela en lugar de papel.

Para ser más específicos, sustituye las servilletas de papel que usas en la cocina y en el comedor, por servilletas de tela. De esta manera, nunca más tendrás la necesidad de realizar este gasto en el super, que aunque no lo parezca, es una compra frecuente y que en conjunto genera un gasto innecesario elevado.  


 

5 tips muy sencillos para tener una casa ecológica.

Hoy en día, es justo y necesario ser responsables con el cuidado del medio ambiente, qué mejor manera de hacerlo que empezar desde el hogar. Éstos consejos te serán muy útiles si deseas unirte al grupo de personas que quieren generar un impacto positivo en el mundo. ¡Anímate a aportar tu granito de arena!

 

1. Desconecta todos los aparatos que no uses.

Es hora de dejar atrás ese mal hábito de tener el microondas conectado aunque no lo estés usando, o la licuadora, el estéreo, los cargadores del celular, o incluso tener focos prendidos cuando hay luz natural. Desconectar lo que no estés usando en el momento ayudará a ahorrar electricidad y reducir las emisiones diarias de carbono.  ¡Anímate a desconectar el módem cuando salgas de casa!

 

2. Usa papel lo menos posible.

La tecnología de hoy en día, nos permite estar al tanto de las noticias más importantes sin necesidad de comprar un periódico. También es posible realizar tareas sin cuadernos ni hojas blancas, con una simple computadora. El papel se genera a base de muchos sacrificios naturales que dañan nuestro ecosistema, y lo que pueden ser miles árboles talados para generar papel, se puede intercambiar por un disco duro. Si es muy necesario usarlo, asegúrate de que todo el papel que haya en casa sea reciclable.

 

3. Recicla el agua.

Existen muchos momentos en los que puedes reciclar el agua en casa, sólo debes saber cómo hacerlo de manera correcta. Usa esas aguas grises o jabonosas para regar tus plantas, lavar tu patio, tu coche, o trapear el piso. No tires el agua que usas para hervir verduras o huevos, puede servir para muchas otras ocasiones. Cuando llueva, saca cubetas para que se llenen y usa el agua de la lluvia para tus tareas de aseo o para el wc. ¡Sencillo y práctico!

 

4. Separa la basura.

Es muy importante saber separar de manera correcta tu basura, así los objetos que la conforman podrán continuar su vida útil. La basura orgánica la puedes convertir en composta, mientras que la inorgánica puede convertirse en otra cosa. Los desechos inorgánicos como aparatos electrónicos, pilas y baterías, tienen que ser separados con cuidado, ya que sus componentes pueden ser muy contaminantes para el subsuelo y los mantos acuíferos. Puedes informarte mejor acerca del tema en páginas oficiales y ¡manos a la obra!

 

5. Invierte en compras de alta calidad.

Como bien lo dicen: Lo barato sale caro. Los objetos de menor costo por lo general se desgastan y se rompen con facilidad, por lo que tienes que volver a comprarlos, esto produce más desechos de los necesarios. Lo mejor es invertir en cosas de buena calidad, así podrás reducir tu gasto final y la contaminación que generes.

 

¿Quieres una cocina de ensueño? ¡Consíguela en 5 sencillos pasos!

Seguramente alguna vez soñaste con tener una hermosa cocina llena de estilo. La anhelas tanto pero no sabes exactamente cómo lograrlo. Si es así, ¡definitivamente este artículo es para ti!

La cocina es una parte fundamental de cualquier hogar, es un lugar donde la familia pasa mucho tiempo y en la que también entran muchos invitados, por lo tanto, lo que más deseas es que luzca como un lugar de ensueño. ¡Llegó la hora de transformarla en 5 sencillos pasos!

1. No temas exponer la belleza de tu vajilla. Si posees una vajilla digna de admirar, atrévete a usarla como decoración, esto le dará un toque minimalista a tu cocina… ¡sin duda un estilo envidiable!

 

2. Dale variedad a tus recipientes. Para lograr tener una cocina con estilo, lo mejor que puedes hacer es variar tus recipientes y utensilios de cocina, el hecho de que no se parezcan entre sí, logrará una temática muy curiosa y original.

 

3. Sácale mayor provecho a las paredes. Basta de poner todo sobre la mesa o sobre la barra, actualiza el orden de tu cocina y utiliza las paredes para colocar utensilios o lo que desees; aunque no lo creas ¡lucirá fantástico!

 

4. Incorpora plantas naturales. Las plantas ayudarán a darle una vibra pacífica y natural a tu cocina. No coloques plantas artificiales, pues el punto principal no es la decoración, sino la sensación de tener vida natural, además del encantador aroma que desprenden.

 

5. El orden es indispensable. La clave para que tu cocina luzca siempre fenomenal, es mantenerla limpia y ordenada. Puedes tener una decoración increíble con artefactos modernos de primera, pero si está sucio y desordenado, no se verá para nada bien.


Ahora sí, prepárate para tener la cocina de ensueño que siempre deseaste, después de todo ya sabes que no es tan difícil… ¡Manos a la obra!

 

5 hábitos que debes aplicar para mantener tu casa limpia.

No existe nada mejor que vivir en un espacio limpio e higiénico. Los lugares libres de suciedad son ideales para crear un ambiente equilibrado para ti y tu familia.

Sabemos a la perfección que mantener el orden de tu casa y cumplir con las responsabilidades de tu trabajo al mismo tiempo, es una tarea complicada, ya sea por falta de tiempo, estrés o cansancio. Pero queremos facilitarte la vida, por eso te dejamos aquí algunos hábitos que te ayudarán a mantener tu casa limpia sin esforzarte tanto.


1. Ordena tu cama todas las mañanas. ¡No lo dejes para después! Antes de salir de casa, asegúrate de dejar tu cama bien tendida, con sábanas y almohadas limpias. Esto te ayudará a no acumular ácaros en tu habitación.

 

2. Limpia el baño después de bañarte. Apóyate con una esponja y un trapeador o franela de baño para limpiar y dejar seca la regadera siempre que termines de tomar tu baño. Descubrirás que limpiar la ducha todos los días es un hábito muy fácil y sencillo.

 

3. Limpia la cocina después de que la uses. Es muy importante que después de cocinar, dejes todo impecable. Quitar la grasa y el cochambre cuando son recientes, es mucho más fácil que hacerlo una vez que se estancan y se convierten en un martirio, además, de aquí salen los alimentos para tu familia, así debes ser ¡doblemente cuidadoso.

 

4. No dejes que los trastes se acumulen. Haz un acuerdo con tu familia para que cada integrante lave cada traste o utensilio inmediatamente después de usarlo, también pónganse de acuerdo para que cada día diferente le toque a alguien lavar los trastes que se usen para cocinar, esto evitará que tengas un monumento de trastes sucios en tu fregadero, lo cual es sinónimo indiscutible de gérmenes.

 

5. El orden es muy importante. Mantener el orden de las cosas de tu casa, te facilitará la tarea a la hora de limpiar. No olvides pasar diariamente un trapo humedecido con desinfectante sobre los libros, floreros u otros objetos que tengas.


¡Así de sencillo es mantener tu casa limpia! No te desgastes un día a la semana tratando de hacer el aseo, vivir en la limpieza es más sencillo de lo que parece, todo es cuestión de hábitos y de realizar tareas pequeñitas de todos los días.

 

¿Tu casa es un desastre? Ordénala en sólo 5 pasos

Muchas veces, la falta de tiempo y las múltiples ocupaciones, pueden provocar que descuides el orden de tu casa, hasta llegar al punto en el que ¡no sabes ni en donde están tus zapatos! ¿Te ha pasado?

Si ya llegaste a tal grado, no te preocupes, siguiendo estos sencillos pasos, podrás recuperar el orden de tu casa de manera muy útil y práctica.

1. Haz una lista

Anota todas la habitaciones de tu casa: dormitorios, baños, estacionamiento, patio, jardín, cocina, sala… no descartes ninguna. Luego, ubica cada cajón o cada espacio que debes organizar por habitación, por ejemplo, roperos y closets en los dormitorios, cajones en la sala, alacenas y refrigerador en la cocina, escritorios en el estudio, etc.

2. Usa el orden ascendente

Empieza con la habitación más fácil y continúa así hasta llegar a la más laboriosa. Prepara todo lo que vas a necesitar, bolsas de basura, cajas de cartón, franelas, artículos de limpieza, etc. Vacía todos los cajones y espacios que tengas que organizar y deja las cosas en el suelo, así será mucho más sencillo limpiar los espacios.

3. Selecciona lo que se irá de la casa

Separa las cosas de las que te vas a deshacer. Empieza por lo obvio, como papeles inservibles o cosas rotas, luego revisa todo lo demás y piensa en su uso o función, si no existe alguno, será mejor que vayan a la basura. Si tienes cosas que sirven pero tú no les darás uso, sepáralas y haz una venta de garaje o dónalas a la caridad. Finalmente escribir en las bolsas con un marcador, si son basura o no, para que no te confundas a la hora de darles seguimiento.

4. Selecciona lo que vas a conservar

Quizás este paso sea es el que te tome más tiempo: decidir qué puede permanecer en almacenamiento y qué necesitas con más frecuencia para tenerlo al alcance. Hay cosas que solo usas una vez al año como las decoraciones navideñas o las maletas para las vacaciones, mientras hay otras que usas más seguido, en el caso de las primeras, lo mejor será guardarlas en cajas y meterlas en lugares donde no estén a la vista ni estorben en la estancia, y las que usas con más frecuencia, las puedes dejar en cajones que tengan fácil acceso.

5. Pon todo en su lugar

Llegó el momento de poner las cosas en su lugar, hazlo de una manera organizada y tranquilamente. Acomoda papeles, dobla la ropa y pon todo en orden. Las cajas que guardarás sepáralas por habitación y asegúrate de que tengan la leyenda escrita con lo que hay dentro. ¡Y listo!


No olvides marcar en tu lista todo lo que vayas terminando, así tendrás pequeñas satisfacciones entre diferentes instantes. Escuchar música de tu agrado hará el momento más ameno y enérgico. El momento final, es sin duda el más gratificante, así que disfrútalo y bríndate a ti mismo una recompensa.