¿Bebé en camino? Prepara su habitación con mucho estilo y creatividad.

La llegada de un bebé es uno de los momentos más importantes y significativos de nuestra vida; algo que nos genera expectación, entusiasmo y sobre todo mucha alegría. En esta etapa, uno de los momentos más emocionantes previos al nacimiento del nuevo ser,  es crear la habitación perfecta para el bebé. ¿Cómo decorarla de manera auténtica y práctica? ¡Aquí te lo decimos! 

 

  • Llena las paredes de magia

Lo mejor es usar tonos claros ya que despiertan la atención del bebé sin perturbar su tranquilidad, ayudándolo a conciliar mejor el sueño. Quitémonos de encima los estándares que imponen el azul para el varón y el rosa para la niña. Anímate a probar colores pasteles como el lila o el amarillo que de hecho están muy de moda y quedarán perfectos independiemente del sexo del bebé

También puedes incorporar viniles con figuras y personajes animados que ayudarán a captar la atención del bebé y volver el ambiente agradable para ellos; o puedes optar por siluetas de madera o cintas decorativas para confeccionar un mural y rellenarlo de figuras que inundarán de alegría el lugar. ¡Recuerda que la imaginación es fundamental!

 

  • Cuida la iluminación, pues es esencial

Es recomendable colocar una fuente de luz en el centro de la habitación y una más discreta en la pared más próxima a la cuna, de esta manera podrás atender al recién nacido por las noches sin perturbar su sueño, evitando la iluminación intensa.

¡Las cortinas también forman parte de la iluminación! Asegúrate de elegir modelos que sean eficaces para evitar la entrada de polvo del exterior y que al mismo tiempo te permitan controlar la iluminación natural durante el día.

 

  • Elige y acomoda tu mobiliario de manera práctica y funcional

Asegúrate de colocar los muebles  de tal manera que te permitan desplazarte sin provocar ruidos y sin estorbar a la hora de caminar por la habitación con el bebé en brazos, además con el paso del tiempo, el bebé necesitará espacio para jugar y dar sus primeros pasos, por esta razón es importante incorporar sólo los muebles necesarios, de preferencia con muchos cajones y espacios internos para guardar objetos y dejar libre el mayor espacio posible.

 

  • Cuida cada detalle de la decoración

Los adornos de la habitación no sólo deben cumplir una misión estética, también deben contribuir a la educación temprana del bebé, sobre todo aquellos que estimulen sus sentidos, como sonajeros y colgadores. Asegúrate de que sean ligeros para evitar que se desprendan. 

Es muy importante que el bebé tenga a la vista los diversos colores y figuras geométricas para que aprendan a identificarlos rápidamente, por ejemplo: estrellas, rombos, cuadrados y cualquier elemento visual que llame su atención.

 

  • Apóyate en las nuevas tendencias

Anteriormente, las habitaciones de los bebés estaban saturadas de peluches, pelotas y objetos en general; sin embargo las nuevas tendencias han llegado a simplificar todo, lo mejor hoy en día es un estilo minimalista, que favorezca la limpieza del dormitorio y lo mantenga ventilado.

 

  • Y por último, no olvides la seguridad en todo momento

Además de las medidas obvias, como mantener cubiertos los enchufes de la pared o guardar las medicinas y objetos peligrosos fuera del alcance del bebé, debes tener en cuenta otras indicaciones como no usar pinturas tóxicas en las paredes, asegurarte de que los muebles no posean bordes punzantes o rectos, así como evitar las alfombras, ya que éstas albergan miles de ácaros y suciedad. Elige un suelo antiderrapante y utiliza vallas quitamiedos en las ventanas. 

Después de aplicar todos estos consejos respecto a la habitación del bebé, no queda más que disfrutar al máximo esta nueva etapa mágica de la vida, en el mejor lugar del mundo: tu hogar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *