Los mejores tips para poner tu casa en órden.

Tener la casa ordenada es un paso fundamental para sentirnos en un hogar, seguros y cómodos. Aunque el espacio cuente con la mejor decoración, si no está ordenado, nada lucirá bien. 

Es por eso que abordar este tema puede ayudar a muchos a cambiar sus hábitos y notar realmente la paz que transmite el orden. Como mencionamos anteriormente, ordenar la casa tiene impactos muy positivos tanto en el ánimo como en la salud, ya que disminuye el estrés y también conlleva a una vida más ordenada.

  • Empieza por retirar todo.

Lo ideal es empezar por cada sector de la casa, iniciando por el área más sencilla y sacando todo lo que se encuentre allí. 

  • Deshazte de todo aquello que ya no uses.

    Es hora de comenzar a utilizar todas las cosas que guardamos para “ocasiones especiales”, ya sea cubertería fina o la vajilla mas hermosa que tengamos, esto te va a permitir eliminar el hábito de la acumulación y obtener una vista más espaciosa de tu hogar. 

¿Qué hay con lo que no usas pero funciona bien? Busca alguna fundación o asociación civil para donarlas, eso que nosotros no necesitamos estará en manos de gente que lo apreciará mucho más.

Una vez que se haya retirado todo de los espacios de guardado y se haya eliminado todo lo que ya no utilizamos, podemos seguir al siguiente paso.

 

  • Clasificar tus cosas por categorías.

Separa todos los objetos, por ejemplo, en la cocina éstas pueden ser algunas categorías: cubiertos, platos, utensilios, cristalería, floreros, objetos de decoración, centros de mesa, etc. Esto permitirá ver la cantidad de cosas de cada categoría y optimizar mejor el espacio.

 

  • Asigna ubicaciones según la utilidad de cada cosa y el espacio que ocupan.

Esto va a permitir saber dónde se encuentra cada cosa con mayor facilidad y sin tener que gastar tiempo y energía revolviendo todo. También hay que contemplar la utilidad o periodicidad con la que se lo utiliza, por ejemplo:

En el caso de la cocina, lo ideal es usar el primer cajón para los cubiertos, seguido por los utensilios de cocina, luego utilizar los espacios más grandes para las ollas, sartenes, coladores y más. Por otro lado, para los comestibles, es recomendable utilizar las alacenas.

Y así sucesivamente con cada habitación de la casa.

 

  • Utiliza compartimientos.

Tener un lugar para cada cosa a veces no es suficiente, es necesario juntar los elementos en compartimientos, lo que permitirá encontrarlos más fácil cuando los necesites, sin que se mezclen con otro tipo de elementos.Ya sea utilizando frascos para objetos muy pequeños, cajas para piezas medianas y armarios para las más grandes.

A veces la procrastinación y el hecho de postergar, se convierte en un hábito, pero en este caso es muy importante hacer una primera intervención, en la cual seguramente obtendrás efectos positivos que te motivará a mantener el orden de tu casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *