5 consejos para mantener aseada tu casa aún con mascotas.

1. Sacude almohadas, colchones, sábanas, sillones y cualquier elemento suave en donde pueda quedarse incrustado el pelo de tu perro o gato, después barre y aspira. Repite esto mínimo 2 veces al día para evitar que se acumule y se generen las famosas “bolas de pelo”.

 

 

2. Usa un trapeador y un paño limpiador de micro fibras para limpiar el suelo y las superficies de tu casa, las micro fibras tienen la capacidad de atrapar con mayor eficacia el pelo del animal y de esta manera, generar mejores resultados de limpieza. También es recomendable tener un trapeador y un paño específicos para el uso exclusivo de la limpieza de los desechos de tu mascota.

 

 

3. Limpia toda esa suciedad que no se puede ver, usando una máquina de vapor a presión, debido a las altas temperaturas que ésta alcanza, es capaz de llegar hasta las capas más profundas de tus sillones, colchones, alfombras y almohadas para eliminar bacterias y ácaros.

 

4. Mantener tu casa limpia con mascotas, no solo depende de qué tanto la limpies, sino también de la limpieza de tus mascotas, por eso es recomendable que las bañes 2 veces al mes, de esta manera, la cantidad de bacterias que tu perro o gato introduzca a tu casa, será menor.

 

Por último, es importante que acostumbres a tu mascotas a hacer sus necesidades en el jardín, patio o terraza; en caso de que no cuentes con ninguna de las tres en casa, puedes optar por comprar una alfombra simuladora de pasto, la cual se coloca en el interior de tu casa y será el lugar específico en donde tus mascotas harán sus necesidades, con el fin de evitar que se hagan en todas partes y debas trabajar el doble limpiando. Estas alfombras son muy económicas y muy fáciles de conseguir, incluso la puedes encontrar en el súper más cercano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *