5 trucos para mantener caliente tu casa en temporada de frío.

¡El invierno ya está aquí! Por lo tanto, el frío y la humedad resultan ser, en muchos casos, elementos molestos para tu casa. Los cambios bruscos de clima son una posible amenaza de enfermedades respiratorias, sobre todo para los más pequeños, por eso es importante mantener tu casa caliente y resguardar la seguridad de tus hijos. Estos sencillos trucos mejorarán el clima de tu hogar y te mantendrán a salvo del clima extremo de la temporada.

 

1. Luz natural. 

La luz natural es un gran elemento auxiliar para esta época; utiliza la mayor cantidad de calor que puedas: Abre las persianas y cortinas durante el día para dejar entrar el sol y una vez que anochezca, ciérralas.

 

2. Cortinas gruesas.

En los días nublados en los que carece la luz solar, las ventanas son una de las principales formas de perder calor. Para evitarlo, usa cortinas que sean muy gruesas para que penetre lo menos posible. Otra opción son las cortinas de forro térmico. También puedes colocarlas en la puerta de entrada si así lo deseas, esto agrega otra capa de protección a tu hogar.

 

3. Cubre todas las fugas de aire. 

Las corrientes de aire frío entran por donde menos lo esperas; desde algún pequeño orificio casi invisible o por la línea que se forma debajo de la puerta. Busca esas pequeñas fugas y cúbrelas con lo que te parezca más conveniente, así lograrás evitar esas molestas ráfagas heladas.

 

4. Usa alfombras.

Si tu casa tiene piso de madera o concreto, es casi seguro que deberás enfrentarte a la pérdida de calor, ya que estos materiales son muy propensos al frío. Para evitarlo recurre al uso de alfombras y mantas, las cuales te ayudarán a erradicar el problema y además mantendrán tus pies calientitos.

 

5. Calentadores eléctricos.

Los calentadores son una buena alternativa para mantener tu casa a temperatura amena. Asegúrate de escoger uno respecto a tu tipo de casa y al espacio con el que cuentes. Trata siempre de elegir calentadores eléctricos pero úsalos de manera prudente. Evita los calentadores de gas, ya que representan un peligro para tu familia.


Si eres de los que se congela en invierno aún estando en casa, entonces no dejes pasar estos sencillos consejos, los cuales no representan gran inversión ni gran complejidad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *