5 tips muy sencillos para tener una casa ecológica.

Hoy en día, es justo y necesario ser responsables con el cuidado del medio ambiente, qué mejor manera de hacerlo que empezar desde el hogar. Éstos consejos te serán muy útiles si deseas unirte al grupo de personas que quieren generar un impacto positivo en el mundo. ¡Anímate a aportar tu granito de arena!

 

1. Desconecta todos los aparatos que no uses.

Es hora de dejar atrás ese mal hábito de tener el microondas conectado aunque no lo estés usando, o la licuadora, el estéreo, los cargadores del celular, o incluso tener focos prendidos cuando hay luz natural. Desconectar lo que no estés usando en el momento ayudará a ahorrar electricidad y reducir las emisiones diarias de carbono.  ¡Anímate a desconectar el módem cuando salgas de casa!

 

2. Usa papel lo menos posible.

La tecnología de hoy en día, nos permite estar al tanto de las noticias más importantes sin necesidad de comprar un periódico. También es posible realizar tareas sin cuadernos ni hojas blancas, con una simple computadora. El papel se genera a base de muchos sacrificios naturales que dañan nuestro ecosistema, y lo que pueden ser miles árboles talados para generar papel, se puede intercambiar por un disco duro. Si es muy necesario usarlo, asegúrate de que todo el papel que haya en casa sea reciclable.

 

3. Recicla el agua.

Existen muchos momentos en los que puedes reciclar el agua en casa, sólo debes saber cómo hacerlo de manera correcta. Usa esas aguas grises o jabonosas para regar tus plantas, lavar tu patio, tu coche, o trapear el piso. No tires el agua que usas para hervir verduras o huevos, puede servir para muchas otras ocasiones. Cuando llueva, saca cubetas para que se llenen y usa el agua de la lluvia para tus tareas de aseo o para el wc. ¡Sencillo y práctico!

 

4. Separa la basura.

Es muy importante saber separar de manera correcta tu basura, así los objetos que la conforman podrán continuar su vida útil. La basura orgánica la puedes convertir en composta, mientras que la inorgánica puede convertirse en otra cosa. Los desechos inorgánicos como aparatos electrónicos, pilas y baterías, tienen que ser separados con cuidado, ya que sus componentes pueden ser muy contaminantes para el subsuelo y los mantos acuíferos. Puedes informarte mejor acerca del tema en páginas oficiales y ¡manos a la obra!

 

5. Invierte en compras de alta calidad.

Como bien lo dicen: Lo barato sale caro. Los objetos de menor costo por lo general se desgastan y se rompen con facilidad, por lo que tienes que volver a comprarlos, esto produce más desechos de los necesarios. Lo mejor es invertir en cosas de buena calidad, así podrás reducir tu gasto final y la contaminación que generes.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *