¿Tu casa es un desastre? Ordénala en sólo 5 pasos

Muchas veces, la falta de tiempo y las múltiples ocupaciones, pueden provocar que descuides el orden de tu casa, hasta llegar al punto en el que ¡no sabes ni en donde están tus zapatos! ¿Te ha pasado?

Si ya llegaste a tal grado, no te preocupes, siguiendo estos sencillos pasos, podrás recuperar el orden de tu casa de manera muy útil y práctica.

1. Haz una lista

Anota todas la habitaciones de tu casa: dormitorios, baños, estacionamiento, patio, jardín, cocina, sala… no descartes ninguna. Luego, ubica cada cajón o cada espacio que debes organizar por habitación, por ejemplo, roperos y closets en los dormitorios, cajones en la sala, alacenas y refrigerador en la cocina, escritorios en el estudio, etc.

2. Usa el orden ascendente

Empieza con la habitación más fácil y continúa así hasta llegar a la más laboriosa. Prepara todo lo que vas a necesitar, bolsas de basura, cajas de cartón, franelas, artículos de limpieza, etc. Vacía todos los cajones y espacios que tengas que organizar y deja las cosas en el suelo, así será mucho más sencillo limpiar los espacios.

3. Selecciona lo que se irá de la casa

Separa las cosas de las que te vas a deshacer. Empieza por lo obvio, como papeles inservibles o cosas rotas, luego revisa todo lo demás y piensa en su uso o función, si no existe alguno, será mejor que vayan a la basura. Si tienes cosas que sirven pero tú no les darás uso, sepáralas y haz una venta de garaje o dónalas a la caridad. Finalmente escribir en las bolsas con un marcador, si son basura o no, para que no te confundas a la hora de darles seguimiento.

4. Selecciona lo que vas a conservar

Quizás este paso sea es el que te tome más tiempo: decidir qué puede permanecer en almacenamiento y qué necesitas con más frecuencia para tenerlo al alcance. Hay cosas que solo usas una vez al año como las decoraciones navideñas o las maletas para las vacaciones, mientras hay otras que usas más seguido, en el caso de las primeras, lo mejor será guardarlas en cajas y meterlas en lugares donde no estén a la vista ni estorben en la estancia, y las que usas con más frecuencia, las puedes dejar en cajones que tengan fácil acceso.

5. Pon todo en su lugar

Llegó el momento de poner las cosas en su lugar, hazlo de una manera organizada y tranquilamente. Acomoda papeles, dobla la ropa y pon todo en orden. Las cajas que guardarás sepáralas por habitación y asegúrate de que tengan la leyenda escrita con lo que hay dentro. ¡Y listo!


No olvides marcar en tu lista todo lo que vayas terminando, así tendrás pequeñas satisfacciones entre diferentes instantes. Escuchar música de tu agrado hará el momento más ameno y enérgico. El momento final, es sin duda el más gratificante, así que disfrútalo y bríndate a ti mismo una recompensa.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *